viernes, 1 de diciembre de 2017



Qué te vas a cordar Isabel



PS: Sigo con las letras...; pero ahora son solo mías.

Un egoísmo vital se impone con el pasar de los años,
esa aventura de crecer, de añejarse lentamente en vida se hace íntimamente. Se me antoja una grosería pudrirme con espectadores hambrientos de esperanza.

Por otra parte Raúl y Alejandra, están cada vez mas presentes.
Echo de menos ese libro de Cioran que seria para siempre mio y no lo fue.

Sigo aquí.
INHERENTE





martes, 26 de julio de 2016


















Déjame que te abra la mente,
 No te voy a iluminar.

(No hay cocuyo que acabe con tu sombra eterna)


ni te voy a susurrar mantras mágicos al oído.

voy a excavar en tus entrañas
sacar de ti lo que no has cagado aún... 
ser el agua que atraviesa tus cavidades insondables.


voy a desdibujar tus grietas.
a hacer de ti una materia chiclosa, 
manejable
y será difícil diferenciar si eres una babosa 
o el escupitajo de un enfermo terminal.


cuando acabe contigo tendrás una forma irregular



Raúl Gómez Jattin

En el cielo profundo de mis masturbaciones
ocupas ese ámbito de deseo irrefrenable y voraz
Inagotable y tierno que te devora el sexo
aunque tú no lo sepas Tu cuerpo habita el mío

Y es tan mío como no pudo serlo allá
en la realidad Es mío cuando yo te deseo
De esa misma manera impalpable y eterna
como este libro es tuyo Como yo soy de ti

Habitamos el ocho Doble infinito
de los dos universos 
El 8 de los círculos
El que parece dos astros hermanos y gemelos
El que parece dos ojos
 Dos culos cercanos
El que parece dos testículos besándose

Cuando llegas a mi cielo estoy desnudo
y te gustan las columnas de mis piernas
para reposar en ellas 
Y te asombra
mi centro con su ímpetu y su flor erecta
y mi caverna de Platón carnal y gnóstica
por donde te escapas hacia la otra vida
Y en ese cielo te entregas a ser lo que verdaderamente
eres Agresión de besos 

Colisión de espadas
Jadeo que se estrella como un mar contra mi pecho
Locura de tus ojos orientales alumbrando
la aurora del orgasmo mientras tus manos
se aferran a mi cuerpo
 Y me dices
lo que yo quiero y respiras tan hondo
como si estuvieras naciendo o muriendo
Mientras nuestros ríos de semen crecen
y nuestra carne tiembla y engatilla su placer
hacia el disparo final en la Vía Láctea

En las sábanas de nuestro cielo hay nubes
perfumadas de axilas y delicados residuos
el amor 
En la almohada el hueco
que tu cabeza ha dejado oloroso a jazmines
Y en mi alma y mi cuerpo el inmenso dolor
de saber que desprecias mi amor

Oh tú por quien mi vida renació
dentro la lumbre de la muerte




El disparo final en la Vía Láctea

martes, 28 de julio de 2015

Liquid feels


Y es asi como el agua,

Tan deseada en el desierto,

Idolatrada por gargantas de tierra seca,

Se hace insoportable en un mar infinito,

Dolorosamente cruenta en estado de hipotermia,

Mujer y hombre sin sexo.

Bendicion y viceversa.

Dulce y amargo dependiendo de la lengua.

lunes, 27 de julio de 2015

Lo que demanda el dolor

... Llorar?
Para qué llorar?

... y si lloro,
quién secará mis lágrimas

viernes, 12 de junio de 2015


Noritoshi Hirakawa
crearte una libertad a tu medida.
para qué querés ser libre con esta jaula tan bonita?
tan bella, tan mojada, tan calentita.
por qué añoras el sufrimiento y las heridas?
debes tener la piel al revés,
los sentidos dislocados,
haber nacido sin ser lanzada vulgarmente.

quizá sea verdad eso de que tienes alas,
de que eres inmune al dolor.
porque sé que te duele la caricia.
aunque sospecho
que sabes que es falsa.

cenizas.



Tengo la noche encendida.

En la inmensidad de este cielo oscuro,
una fogata se deja ver tímida,
como un cocuyo que tímidamente sabe que ilumina.
Invade con pequeños rayos mi cuerpo estéril;
YO!, que soy la negrura del vacío.

Inocente intenta la transformación de mis sentidos.
Eligiendome con sus llamas,
desde la eternidad me llama.

Me he dejado vencer. 
Me

he

dejado

vencer.





sábado, 6 de junio de 2015

miércoles, 3 de junio de 2015

Epicentro del ataque epileptico
Vienes como resumiendo,
Abarcando palabras que escondia dentro.

Emergiendo como demonio,
Abrazando rocas de lava en plena euforia,
Emitiendo sonidos guturales,
Atrayendome descaradamente a su centro,
Evitando el contaco directo,
Los brillos en los ojos que se cruzan iluminan el alma de manera discreta.

Entretengo mis afectos,
Eliminó los recuerdos,
Y vuelves a ser parte de mi.
Cuando me recuerdas como espejo,
Las palabras que escondia dentro,
El mismísimo ataque epileptico.
La ruina de que por vos,
Se me crucen cruzen los cables,
Y por vos,
Empieze a escuchar esas voces...
Todos loas demonios, vienen a por mi

.

Nada puedes reprocharle a alguien que elije vivir en el pais en el que ha nacido

lunes, 1 de junio de 2015


Hace tiempo que ha venido a por mi, 
con reprochable entereza a ofrecerme sin mas, 
la mitad de la luna, 
un lunar secreto para los mortales que no le han desnudado el alma,

me ha ofrecido, sin parecer importarle, 
el agua de su cuerpo,
la sal de sus días largos lejos de mi.

Y yo, desconfiada y con cicatrices, 
le miro desafiante, 
le reto a que me ofrezca más,
le reto a que me baje las flores que están en la copa de los arboles,
y él sin mayor esfuerzo encuentra una piedra milenaria, 
y así me enseña.
Que pedir es desgastarle al otro el alma... 
lo que es, fluye naturalmente.

No te quiero porque eres mi espejo;
sino porque te necesito para verme frente al universo.

Niña solitaria, incomprendida
eres tan única como un grano polvo cosmico en marte,
el reflejo transversal de un cristal roto.

vienes a mi, y sabes que necesito que seas tu
necesito de la sal de tus dias largos,
que aun sin ofrecerme sé que me pertence,
como pertenecen mis lunares secretos,
mis lugares inhabitados,
los espacios solitarios que me llenan

sé que vienes sin melosos besos,
la humedad de tu alma, se nota en el brillo de tu mirada
se nota en la baba que me lava.



Canibalismo



El ejercicio es sencillo.

En posición vertical, el cuerpo traslada toda su sangre al centro.Una vez conseguido el vaciado total el proceso de despellejar al individuo es menos dificultoso.
Meticulosamente y con paciencia, la carne va exponiendo las pequeñas partículas enquistadas.
Se encuentran, sí se busca pacientemente, 
restos de debilidad,
delirios pequeñitos que son escurridizos y hay que saber atrapar cuidadosamente, 
sin rozar a penas la entereza. 
Esperanzas agazapadas bajo los músculos, que se esfuman accidentalmente si la carne es abierta en canal.

hemos de tener cuidado, al ir separando los músculos del hueso,
ya que entre estos a la altura de la caderas se encuentran unos cristales de ámbar; necesarios para que las articulaciones, entre cóncavas y convexas , permitan al sujeto (una vez deshechos de mentiras, debilidades,  lagrimas negras y demonios purulentos) escalar la invisible escalera central al universo,
que se encuentra en el mismo centro de su pecho.




miércoles, 20 de mayo de 2015

sábado, 11 de abril de 2015

Viento



...Atravesamos el tiempo con la ligereza del...







Añadir leyenda
Añadir leyenda





miércoles, 24 de diciembre de 2014

La sacudida violeta

La sacudida
violenta.

Violencia de la cuerdas.

La violencia eterna que se hace constante.
que sea hace amable,
que ya es costumbre.

Todo lo que golpea
                  {Todo lo derrite}

A su paso alabanzas; porque ella purifica,
el dolor te santifica.

La muñeca se sabe rota.
Y sabe que de muñeca nada.

Bendice el mazo que tiene aun la sangre caliente,
bendice al verdugo que sigue a su lado,
violentando con miradas su desgarramiento, y se da cuenta....de muñeca nada...

Siempre en carne viva,
es vida lo que sangra.

SI esto ha de valer para algo;
que sea para nada....
que la olviden



   
I

Espero la muerte

Lenta y agónica.
-Falta el aire-
Ahora duermo y falta el aire.


Espacio amniótico donde encontrar el amor verdadero.
No hay aire
Y el tacto es todo el cuerpo
-virgen y nuevo-


II


Espero la muerte.
Como quien espera la palabra adecuada.
como quien un día sin preguntar, tiene la respuesta


III


Espero la muerte,
 Y rosas de corazón espinoso me esperan 


pero la oscuridad es mi casa...
 -pero la luz me llama-


IV


La muerte espero,
y el sol sale porque debe hacerlo.
No sabe que otra cosa hacer, mas que rayar de color el mundo real.


pero la oscuridad es mas grande
el espacio vacío donde espero


la palabra...

la muerte